Tampodka: alertan sobre moda de consumo de alcohol vía vaginal o anal

0 comentarios



A principios de 2011 salto la alerta una moda entre jóvenes que consumían alcohol a través de sus ojos ocasionando daños irreversibles a su nervio ocular; al parecer una nueva tendencia de consumo extremo ha puesto nuevamente las alarmas: el tampodka;que consiste en introducir vía vaginal o anal un tampón impregnado con vodka o algún alcohol de alta destilación. Una moda tan peligrosa como irresponsable. 

Ansiosos por experiementar nuevas sensaciones los jóvenes prueban experiencias peligrosas que se viralizan y más que advertir sobre los peligros se venden como grandes experiencias. 
Esta tendencia busca tanto eludiría un posible control de alcoholemia al no ser identificado un aliento alcohólico tanto como producir la sensación de embrieguez de manera instantanea y por la vía más rápida. 
Si el alcholo se introduce por via vaginal o anal pasa directamente a la sangre y los síntomas de la borrachera se producen con mayor intensidad y celeridad.
Es tan alarmante la práctica que, ante la detección de cuatro muchachas asturianas de 14 a 19 años, ingresadas esta primavera en sendos hospitales de la región con indicios de haberse introducido un tampón empapado en alcohol, el consejero de Sanidad autonómico provocó una especie de tormenta política al aseverar que se trataba, como aseguran varias páginas web y foros de expertos en Ginecología y Obstetricia, de una mera «leyenda urbana». 
El «tampodka» resulta de la fusión de los términos «tampón» y «vodka»
Poco tardaron algunos facultativos de la Unidad de Toxicología Clínica del Hospital General de Valencia, en afirmar que esta moda se conoce y se da entre los adolescentes.
Prueba de ello son esos cuatro casos de intoxicación etílica registrados en Asturias, demuestran que la práctica es real y que algunos servicios de urgencias hospitalarias del país ya tienen registrados más de un caso. 

Peligros directos sobre la salud

Según ha explicado a los medios, el Jefe de la Unidad Toxicológica de la Clínica del Hospital General de Valencia, Benjamín Climent, se trata de una práctica que ha llegado de Estados Unidos. Lo grave de este tipo de prácticas, es que pueden los jóvenes provocarse un coma etílico y este tipo de "modas" son de las que se debe alertar para evitarlas, para que no llegue a causar pérdidas de vida innecesarias. 
Puede ocasionar coma etílico o muerte por Síndrome de Choque Tóxico
A su vez la práctica de Tampodka destruye la flora vaginal, y produce abrasamiento lo cual puede conllevar a que las relaciones sexuales sean dolorosas. A su vez el alcohol reseca, es un antiséptico, y si se introduce por vía vaginal no pasa por el hígado pero se absorbe directamente en sangre lo cual es muy peligroso. 
July Salomón, ginecóloga del Hospital Ángeles del Pedregal, comenta que el método puede generar enfermedades graves. 
“Lo primero que hay que entender es que la vagina mantiene un ambiente que, por lo general, es un estado de acidez, condiciones naturales para que los microorganismos que la habitan estén en perfecto balance; pero si por algún motivo éste sufre algún cambio, dicho nivel provoca que los microorganismos proliferen y se dé paso a una infección vaginal”, señala la especialista.
Agrega que si el tampón se deja por mucho tiempo dentro de la vagina, se crea el ambiente perfecto para que diferentes bacterias crezcan y generen enrojecimiento, inflamación y dolor, o desarrollar el Síndrome de Choque Tóxico, una infección que puede ocasionar la muerte.
Los doctores aseguran que con los tampones en las rocas no se evitan las multas en el alcoholímetro, debido a que el alcohol se procesa por las vías respiratorias, y aunque no haya aliento alcohólico, automáticamente se daría positivo en la prueba.



Publicar un comentario