Una cuarta parte de los abortos fue por mal uso del condón

0 comentarios


Los principales fallos obedecieron al uso ocasional, rotura, colocación tardía, retención en la vagina y error de tallaje
La anticoncepción fallida causó casi la mitad de las 775 interrupciones de embarazos no deseados en 2013 en Navarra
PAMPLONA - Casi la mitad de los abortos realizados en Navarra en 2013 tuvo como origen una incorrecta utilización de los métodos anticonceptivos, en su mayoría del preservativo. Algo más de un 45% de las mujeres que acudieron a la Clínica Ansoáin, único centro que realiza interrupciones voluntarias de embarazo en la Comunidad Foral, culpó de su embarazo al uso fallido no solo de los métodos de barrera el preservativo masculino, principalmente, sino también de los métodos hormonales (píldora, parche subdérmico o anillo vaginal), los naturales (coitus interruptus o método ogino) y los dispositivos intrauterinos (DIU). El 55% restante afirmó no haber empleado ningún método anticonceptivo. Aunque el centro realizó durante el pasado año 790 interrupciones de embarazo, llevó a cabo este estudio sobre un total de 775 mujeres, el resto no están contabilizadas en la estadística ya que, según afirmaron, no pusieron medios para evitar el embarazo puesto que este era deseado, pero posteriormente optaron por interrumpirlo tras un diagnóstico médico.
Según los datos de la clínica, una cuarta parte de los abortos en Navarra puede atribuirse al fallo o mal uso del preservativo, cuya efectividad como método de control natal es del 97%, cuando se usa de forma apropiada. Una reciente encuesta de la Sociedad Española de Contracepción (SEC) alertaba, no obstante, de que una de cuatro personas que lo utilizan lo hace mal. Ello deriva tanto en el contagio de infecciones de transmisión sexual como en embarazos no deseados.
Las mujeres que acudieron a la clínica durante el pasado año explicaron, en este sentido, que los errores que cometieron en pareja en el uso de este método anticonceptivo consistieron en realizar un uso ocasional del preservativo, es decir, no lo utilizaron en todas las relaciones, también arguyeron un mal uso, la rotura, la retención en la vagina y problemas en el tallaje elegido. "Dentro de que el porcentaje de fallo del preservativo es elevado en el conjunto de las razones que nos exponen para explicar el embarazo, comentan con frecuencia que su método anticonceptivo habitual sí es el preservativo, pero que en un momento puntual no lo han utilizado por descuido o porque se han confiado. Eso es lo que consideramos uso ocasional", explican en la clínica.
EDADES Los ejemplos de mala utilización son variados, aunque destaca sobre los demás, no ponérselo desde la primera penetración o contacto con la vagina o ano. "Esta suele ser la causa principal de uso inadecuado. Se lo ponen cuando ya ha habido penetración y se va a producir una eyaculación mayor. También hay otros ejemplos, como no colocarlo bien, no quitarles el aire de la parte superior, no comprobar si hay rotura". El empleo inadecuado de este método anticonceptivo se produce en todas las franjas de edad, aunque con matices, según detectan entre las usuarias de la clínica. "Es indiferente la edad, aunque puede que el mal uso pueda ir más asociado a personas jóvenes y el ocasional, a adultos, que manejan mejor el preservativo, pero se confían".
El resto de métodos anticonceptivos fallidos sumaron un 18,7% de los abortos (145), porcentaje que añadido al 26,45% de los provocados por el preservativo (205) da como resultado 350 IVES realizadas a raíz de problemas con los métodos anticonceptivos, una cifra que casi alcanza las 425, el 54,8%, de las realizados por no emplear ningún método. "Son porcentajes llamativos aunque no sorprendentes para los que trabajamos en este entorno. Que más del 50% de las mujeres dijeran no utilizar ningún método no significa que nunca lo hayan utilizado sino que en el momento en que vinieron a realizarse la intervención no lo empleaban. Puede que los hayan venido utilizando, pero los han dejado un par de meses para descansar y se han confiado o una nueva pareja les presiona para no utilizarlos", dicen.
Estos datos apuntan, según los expertos, a la necesidad de mejorar la educación sexual en Navarra. "No somos conscientes de las consecuencias que puede tener no utilizar un método anticonceptivo. La gente joven está más informada, pero también se confía más. Sin lugar a dudas, es necesaria la información y que esta siga vigente, realizando una buena labor educativa para que los medios se utilicen y se utilicen bien", sostienen desde la clínica, que destacan también que las mujeres que acuden, en su mayoría, después visitan los CAM para asesoramiento y seguimiento.
LOS 6 ERRORES
Estudio. La Universidad de Indiana en EEUU, comparó 50 artículos publicados en 14 países entre 1995 y 2011 y concluyó que los usuarios se equivocan en los mismos puntos:
1. No usar el condón durante toda la relación sexual.
2. No dejar espacio en la punta.
3. No apretar el aire de la punta.
4. Poner el condón al revés.
5. No usar lubricantes de base acuosa.
6. Abrir y retirar incorrectamente el preservativo.
1/4
ENCUESTA. El preservativo es el principal método anticonceptivo en el Estado, pero una de cada cuatro personas que lo utilizan lo hace mal, según una encuesta de la Sociedad Española de Contracepción (SEC).
Tomado de noticias Navarra por : M. GONZÁLEZ - 



Publicar un comentario